01/06/2020 | Noticias de actualidad

Barcelona y sus áreas metropolitanas se reunifican en una única región sanitaria

España sigue avanzando hacia la “nueva normalidad”. Desde hoy, el 70% de la población española, unos 32 millones de personas, se encuentran en la fase 2 de la desescalada. Además, ya hay cuatro islas (Formentera en Baleares, y La Graciosa, La Gomera y El Hierro en las Islas Canarias) que han entrado en la fase 3.

La ciudad de Barcelona y sus áreas metropolitanas norte y sur, por su parte, se unifican y pasan a ser "una única unidad territorial", por lo que a partir de hoy se permite la movilidad entre los municipios de las 3 regiones sanitarias, por lo que se podrán realizar desplazamiento de Barcelona al Maresme, Vallès Occidental, Vallès Oriental y Baix Llobregat.

¿Qué regiones de Catalunya se encuentran en Fase 1 y cuáles pasan a Fase 2?

Regiones en FASE 1:
  • Barcelona y áreas metropolitanas
  • Lleida

Regiones en FASE 2:
  • Alt Pirineu i Aran
  • Camp de Tarragona
  • Terres de l’Ebre
  • Catalunya Central
  • Girona
  • Alt Penedès
  • Garraf

Con el avance en la desescalada, la flexibilización de las medidas de movilidad y la apertura de comercios, restaurantes y terrazas, se comienza a notar cierto movimiento. Muchos autónomos y trabajadores han podido volver a abrir sus negocios, así como, las empresas de servicios como peluquerías, instalaciones deportivas, equipamientos culturales o agencias inmobiliarias, con la reanudación de las visitas presenciales a los inmuebles.

Las empresas que han estado trabajando en la adecuación de sus oficinas, adaptándolas a las nuevas medidas de seguridad y salubridad siguiendo los protocolos marcados, han comenzado a abrir de manera presencial, pero con parte de su plantilla, manteniendo el resto de la estructura teletrabajando. Sin embargo, otras compañías han optado por incorporar y fomentar el teletrabajo en sus nuevos hábitos de trabajo y tienen previsto mantenerlo en un principio hasta finales de año.

En todo caso, desde el Gobierno ha pedido que las empresas tengan un horario escalonado y garantías de conciliación, en este comienzo que denominamos como “nueva normalidad”.