21/03/2018 | Noticias de actualidad

El papel del patrimonialista en el mercado de oficinas

Promover oficinas. Nuevas necesidades y tendencias

Los promotores y los propietarios de edificios de oficinas han tenido que adaptarse a lo largo de los años para atender las necesidades que han requerido las empresas en cada momento. Las compañías han ido evolucionando del mismo modo que la sociedad y sus prioridades se han visto modificadas según las tendencias del momento.

¿Qué requieren las empresas en la actualidad?

1. ESPACIOS FLEXIBLES
Actualmente priman los espacios confortables, sostenibles, saludables, sin puestos de trabajo asignados. Áreas de trabajo abiertas y flexibles, con abundante luz natural y mejor aprovechamiento de los vestíbulos.

Es fundamental que los propietarios atiendan a la nueva concepción de los puestos de trabajo y a una demanda cada vez más exigente, transformando los espacios acordes al tipo de cliente (nacional vs internacional) y adaptándose a nuevos mercados como el de espacios colaborativos (coworking).

2. SOSTENIBILIDAD
La sostenibilidad permite al propietario la reducción de costes medioambientales pero también de costes económicos, por el mayor aprovechamiento de los recursos de luz, energía y agua, por ejemplo.

Los edificios sostenibles e inteligentes permiten al propietario arrendar más rápidamente las oficinas y con mayores rentas y garantías. Por su parte, el inquilino mejora la experiencia del trabajador.

CERTIFICADOS DE SOSTENIBILIDAD

Actualmente existen 3 tipos de certificaciones que miden la sostenibilidad de los edificios:

  • LEED: Sostenibilidad y medio ambiente
  • BREEAM: Sostenibilidad y medio ambiente
    (Ambas dependen únicamente del propietario/promotor)
  • WELL: Bienestar de sus ocupantes
    En este caso, el promotor debe entregar el edificio con unos estándares mínimos, pero es el inquilino el responsable de que el espacio cumpla los requisitos de bienestar de sus empleados.

3. CAMBIOS SOCIALES
Finalmente hay que tener en cuenta los cambios que ha sufrido la sociedad en los últimos años y adaptarse a los nuevos perfiles de trabajadores que se incorporan al mercado laboral, los millenials. Teletrabajo, horarios flexibles u otras remuneraciones como gimnasio, zona lúdica,… son algunos de los requisitos que más demandan esta generación.

El desarrollo de la conectividad es otro de los factores que ha cambiado la sociedad actual. Las conexiones de Internet son cada vez más veloces y eficaces, lo que ayuda en esta flexibilización de los espacios de trabajo.

Además, para atraer y retener el talento y fomentar la cultura de la innovación, las empresas están empezando a abandonar las zonas descentralizadas para volver al centro de las ciudades (CBD). Los nuevos perfiles incluyen entre sus requerimientos a la hora de aplicar o aceptar un empleo el disponer de buenas comunicaciones, poder ir al trabajo andando o en bicicleta o disfrutar de todos los servicios culturales y de ocio que proporciona el centro de la ciudad.

¿Y cómo serán los espacios del futuro?

Para podernos imaginar cómo serán las oficinas del futuro hay que ponerse en la piel del perfil de los nuevos trabajadores.

Con la mirada puesta en espacios comunitarios, creativos y de coworking nos adaptaremos a un futuro donde la tecnología marcará el cómo y el dónde trabajaremos:

  • Crecimiento exponencial de la conectividad con la implementación del 5G.
  • La importancia del data.
    Capacidad de recopilar, analizar y almacenar grandes volúmenes de información, que permitirán ahorro de espacio y gestión de los datos desde cualquier dispositivo conectado a la red o la nube.
  • Uso de smartphones de más del 75% de la población adulta.
    El móvil como herramienta de trabajo. Un potente ordenador de tamaño reducido que permite conectarse y trabajar desde cualquier parte.
  • Internet de las Cosas (Internet of Things – IoT).
    Conectividad entre todos los dispositivos de la oficina, para gestionar la productividad, la sostenibilidad y la experiencia del trabajador.
  • Inteligencia artificial.
    Automatización de las tareas más sencillas para poder enfatizar más el desarrollo de los trabajos creativos y de innovación, que generarán mayor productividad y valor añadido a las compañías.

El papel del propietario ante un nuevo paradigma

Llegados a este punto, ¿cuál es el papel del propietario en este nuevo paradigma?

Desde ALTING, trabajamos con una visión como grupo patrimonialista, con el objetivo como inversores y propietarios, de revalorizar y maximizar el valor de sus activos y conseguir una tasa de ocupación lo más alta posible y maximizar rentas y garantías.

Los propietarios de edificios en el centro de las ciudades deben adaptarse constantemente a la demanda, modificando y adaptado sus instalaciones a la evolución de los modelos de negocio y formas de trabajar.

Actualmente eso se consigue mediante el diseño de espacios flexibles, optimizando los puestos de trabajo y procurando el bienestar de los empleados y la reducción de costes. Por ejemplo, hay que prever zonas para el aparcamiento de bicicletas, vestuarios para los usuarios del edificio o la utilización de las cubiertas como espacios lúdicos, elementos que aumentarán la experiencia del trabajador y harán estos edificios más competitivos.

Hay que tener en cuenta que cuando esta transformación y adaptación de los activos prime se ejecuta con el apoyo de un equipo técnico “in house, existe un mejor aprovechamiento de los recursos y un Capex (Capital Expenditure - Inversiones en bienes de capitales) superior.

ALTING, vocación patrimonialista sostenible en el tiempo

En ALTING, actualmente disponemos de 2 inmuebles de nuestra selecta cartera de edificios en proceso de transformación. Se trata de 2 activos patrimonializados en Zona Prime, uno en Barcelona y otro en Madrid, que han quedado desocupados recientemente:

Ubicado en el córner de la Avenida Diagonal / Pau Claris / Rosselló, junto al Paseo de Gràcia, con una superficie total construida de 3.082m² (2.112m² de uso comercial y 970m² de almacén y parking).

Construido en 1992 por el estudio de Arquitectura FARGAS ASSOCIATS para albergar la sede de Natwest Bank, también fue sede de Landscape, filial inmobiliaria del Banc de Sabadell.

Situado en el exclusivo Barrio de los Jerónimos, junto a la Bolsa de Madrid, dispone de una superficie total de 5.650,15m², repartida en siete plantas más sótano.

Edificio construido en 1920 y rehabilitado en los años 40. Ha albergado las oficinas de la Compañía Azucarera de España S.A., de EBRO – PULEVA y el Ministerio de Exteriores.

Conscientes del bajo porcentaje de edificios corporativos de oficinas libres en zonas prime y con el objetivo de maximizar la rentabilidad de estos activos, el área de Promociones de ALTING se encuentra inmerso en un plan de rehabilitación integral de ambos edificios para adaptarlos a la demanda actual existente:

  • Incorporación de nuevas tecnologías y elementos sostenibles con el medioambiente y confortables, que permitirán conseguir los certificados anteriormente mencionados.
  • Espacios flexibles, techos altos y suelos técnicos, para la optimización de los puestos de trabajo.
  • Terrazas transitables en sendas cubiertas convertidas en zonas lúdicas.


Para ALTING es primordial tener nuestros activos actualizados y somos conscientes que un mayor Capex es necesario. De esta manera, esta adaptación nos permitirá un retorno superior por el incremento de renta que los arrendatarios de estos edificios estarán dispuestos a pagar y porqué ADAPTARSE implicará maximizar el valor de los activos Core Plus Value Add.

Para más información contactar con comunicacion@alting.com.