03/06/2019 | Noticias de actualidad

SIMA 2019 reúne a 19.800 visitantes y a más de 300 empresas

La XXIª edición del Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA) ha reunido durante 4 días a 19.800 visitantes, un total de 309 empresas (un 8% más que en 2018) y se han puesto a la venta más de 30.000 viviendas (casi un 13% más que en la pasada edición).

Paralelamente, en la 4ª edición del SIMAPro expertos y profesionales han profundizado en el estado presente del mercado inmobiliario en todas sus vertientes y han analizado las tendencias de futuro.

El impacto de la industrialización y la innovación en todos los procesos del negocio inmobiliario ha sido uno de los puntos de debate más importante en las jornadas de conferencias del Salón.

Otro de los temas destacado ha sido el análisis del ciclo inmobiliario actual. Especialistas confirman que nos encontramos en un periodo de consolidación y que las tendencias más significativas del mercado en todas sus vertientes son:
  • Sector residencial con una demanda cada vez mayor de las viviendas en alquiler y una oferta decreciente. Otra de las claves relacionadas con el cambio cultural y demográfico de los millenials que buscan mayor flexibilidad también en la vivienda.
  • Mayor demanda de viviendas y residencias para la tercera edad, dada la tendencia demográfica de envejecimiento de la población.
  • Consolidación del coworking y el actual modelo de oficinas Premium, que muestra que existe recorrido para el crecimiento de rentas en oficinas. En ambos casos respondiendo a tendencias macro globales presentes en diferentes partes del mundo: preferencias a la hora de trabajar que permiten flexibilidad y con una alta sensibilidad en cuestiones medioambientales.
    En el caso de inquilinos tecnológicos y nuevas compañías, quieren volver al centro ciudad, en edificios sostenibles y con altas prestaciones.
  • Cambios en el sector hotelero teniendo en cuenta a los millenials que buscan oportunidades para viajar durante todo el año y con el sector hostels en auge, un mercado claramente a explotar en el sur de Europa.
  • Y aparición del coliving, que implica no solo convivir sino también compartir. Se trata de una tendencia apenas desarrollada en España, que nace en lugares donde se ha desarrollado el coworking, como en el caso de EEUU.